“Todo hombre llega al mundo totalmente despojado, y por eso todo hombre ha de ser educado.”

Philippe Meirieu

La tarea de formar hombres que aporten a nuestra sociedad se reinicia, vuelven a abrirse las puertas de este templo del saber, en el que reconocemos en cada uno de sus hijos, desde el más pequeño al más grande, una posibilidad para transformar la sociedad con aquello que será la única tabla de salvación de nuestros tiempos, la educación.

Brindamos a toda nuestra comunidad Bonaerense un espacio de interlocución, para que aunando esfuerzos familia y escuela, en esta cosecha de conocimientos y formación del individuo en el saber, el saber hacer, pero ante todo en el saber SER, alcancemos una formación integral rescatando valores y creando cimientos fuertes que nos permitan abordar y afrontar el futuro que se avecina, lleno de retos y grandes oportunidades.

Nuestra tarea es una entrega de amor absoluto, que desde hace varios años hemos venido realizando y que continuaremos, para seguir formando y entregando a la sociedad hombres de bien… Agradecemos su confianza al dejar en nuestras manos el mayor de sus tesoros, sus hijos; y tenemos la certeza de que con su apoyo a nuestra labor, recogeremos los mejores frutos al culminar este año escolar, así que…  ¡Manos a la obra!

Emileidy Solano Jiménez

COORDINADORA